Violencia policial contra sordos en Metrobús CDMX recuerda deudas con esta comunidad

  • Policía auxiliar de la SSC, Ciudad de México, causó lesiones a dos jóvenes sordos al negarles el acceso gratuito al Metrobús.
  • Ulises presenta lesiones en cuello y espalda; Braulio tiene fracturado un brazo.
  • El gobierno capitalino no ha creado un servicio público de intérpretes de Lengua de Señas Mexicana, aunque es una demanda de las personas sordas desde hace años.

Por una denuncia pública difundida en redes sociales se dio a conocer la agresión de un policía de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México en contra de dos ciudadanos sordos en la estación San Lázaro del Metrobús, ocurrida esta semana. Ulises y Braulio llegaron a la estación que usan a diario y al tratar de acceder de forma gratuita, un beneficio que el gobierno local otorga a las personas con discapacidad de cualquier tipo, el uniformado se los impidió con violencia.

El único requisito que pide el sistema de transporte público es que el usuario muestre una identificación oficial en la que se acredite la discapacidad. En el caso denunciado, los dos ciudadanos así lo hicieron, pero el policía, con un cubrebocas negro con estampado de calavera, simplemente no creyó que fueran personas con discapacidad y les negó el acceso por más que ellos mostraban su identificación en la que se acredita la discapacidad auditiva y trataban de hacerle entender que sí tenían derecho al acceso gratuito. Como se ha constatado durante toda la pandemia, el uso de cubrebocas ha significado otra barrera de comunicación para las personas sordas y en este caso se volvió también parte de la amenaza.

Al ver la agresión, Braulio comenzó a grabar al policía quien en el video se ve cómo toma por el cuello a Ulises, mientras le grita “¡no te voy a dejar abordar!” e insiste necio “¿qué te pedí, qué te pedí?”, sin comprender que los dos hombres no lo podían escuchar y además le mostraban su identificación.

Policía de la SSC CDMX sujeta del cuello a joven sordo a quien le impide entrar a la estación del Metrobús de forma gratuita aunque se acredita como persona con discapacidad. Fotograma del video difundido por CoPeSoR.

En la grabación se ve a Ulises asustado, pero el policía, quien exhibe en el puño varios anillos y un pulso de plata grueso en la muñeca, sigue jaloneándolo a Ulises y discutiendo con Braulio, quien no se ve en la imagen, pero se entiende que está tratando de que el uniformado suelte a su amigo y agita las manos, que es su medio de expresión como hablante de Lengua de Señas Mexicana. “¡A mi no me manotees!”, grita el policía, quien nunca entendió que eran sordos. Los jóvenes, acompañados por la mamá de Ulises, grabaron como una forma de defenderse de la agresión y en un momento logran bajarle el cubrebocas al oficial para grabar su rostro; el policía le lanzó un puñetazo a Braulio, quien es de complexión delgada, y le fracturó el brazo. El golpe no se ve en la grabación, sólo el momento en el que se mueve la imagen mientras la mamá de Ulises tomaba el video.

Videos de la agresión difundidos por @CoPeSoR

Los jóvenes pidieron ayuda y una amiga les auxilió para poder pedir asistencia médica y la intervención de las autoridades del Metrobús. Es importante señalar que el gobierno de la Ciudad de México no cuenta con un servicio de un intérprete de LSM para que pudiera auxiliar a los agredidos.

Después de que se difundió la denuncia este viernes, el director del Metrobús, Roberto Capuano, informó en redes sociales: “esta semana un policía del Metrobús lastimó a una persona con discapacidad auditiva, comparto la indignación, me disculpo a nombre el sistema que dirijo y aquí explico cómo reaccionamos: Primero, al policía lo presentamos inmediatamente a Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y solicitamos su baja del Metrobús. Confirmo que el elemento ya fue suspendido.”

Informó también que se envió una ambulancia para atender al usuario agredido y solicitó la intervención del Director de la Policía Auxiliar. Asegura Capuano que a raíz de lo ocurrido va a gestionar con el Secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, “la capacitación necesaria y que esto nunca más vuelva a ocurrir”.

Mensajes del director del Metrobús, Roberto Capuano, tras la denuncia pública de la agresión a dos sordos.

También reportó: “En paralelo, establecimos comunicación con la intérprete del usuario para dar nuestro apoyo”, pues como ya mencionamos, Braulio y Ulises estaban acompañados de una persona oyente hablante de LSM.

Al respecto, la Colectiva de Personas Sordas, Copesor, organización que hizo la denuncia pública, señala: “No es obligación de las personas sordas hablantes de Lengua de Señas el ir acompañadas de un intérprete, por el contrario, es obligación del gobierno proveer de ese servicio a una persona en una situación como la que vivieron los compañeros. Esto revela que no existe todavía la voluntad de atender una de nuestras principales demandas desde hace al menos 8 años, la creación de un servicio de intérpretes a cargo del gobierno de la Ciudad de México”, explica Susana Gómez.

Las personas sordas deberían tener acceso a un servicio de ese tipo, lo mismo que los funcionarios de cualquier dependencia y que estén a cargo del primer contacto con personas sordas ante una emergencia, un abuso policial, como en este caso, la asistencia médica o una denuncia ante el Ministerio Público.

Un ejemplo de que las instituciones del gobierno capitalino no tienen en la mira la necesidad y la importancia de ese servicio es la respuesta que recibió Copesor en un tuit de la Unidad de Contacto del Secretario de Seguridad Ciudadana: “Ponemos a sus órdenes los télefonos…” es decir, le piden a personas sordas que hagan el reporte de la emergencia vía telefónica. Si se comprendiera el tema de la accesibilidad en la comunicación como un derecho básico, se ofrecería una videollamada con asistencia de un intérprete, un servicio que existe y es muy común en otros países.

Captura de pantalla del mensaje de @USC_GCDMX en el que ofrece números telefónicos a ciudadanos sordos.

“Pero cada vez que nos acercamos a las distintas instancias de gobierno para plantear la necesidad de un servicio público de intérpretes de LSM con la formación necesaria en este idioma, nos topamos con la excusa de los famosos  ‘límites de las atribuciones legales’ o límites institucionales.

Por ahora lo que existe, agrega Copesor, son intérpretes adscritos a alguna dependencia que prestan servicio en las conferencias o en las presentaciones públicas de servidoras y servidores públicos, es decir “sólo para los eventos, para mostrar que son incluyentes, pero se necesita más que eso. Se necesita un compromiso y una coordinación interinstitucional para crear el servicio público de intérpretes de LSM”.    

Susana Gómez reconoce que el Metrobús se ha esforzado para mejorar la accesibilidad y la atención a personas con discapacidad, pero todo ese esfuerzo se pierde cuando otras instancias no hacen lo que les corresponde. En el caso de la agresión exhibida, se revelan fallas en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la capacitación a sus elementos.

Acceso a una estación del Metrobús por una rampa desde una banqueta amplia. En primer plano se observa a un señor en silla de ruedas.

Tras la agresión, Ulises tienen lesiones en el cuello y la espalda, mientras que Braulio está en el hospital con el brazo fracturado. Para tener dimensión del agravio que se les causó, hay que pensar por un momento lo que significa que te fracturen e inmovilicen esa extremidad cuando el movimiento de brazos y manos es fundamental para comunicarse en Lengua de Señas.

“Ellos son líderes reconocidos entre los colectivos de personas sordas, por ello en cuanto compartieron lo que les había pasado tuvimos una reunión para tomar la decisión de hacer la denuncia pública difundiendo el video. Decidimos que era importante hacerlo porque es algo que puede ocurrirle a otras personas sordas en otras estaciones del Metrobús o en esa de San Lázaro, a donde suelen llegar personas con discapacidad porque hay varias asociaciones cerca. También vimos que era importante para que el gobierno de la Ciudad de México se decida a tomar acción y atender demandas como la de instituir el servicio de intérpretes.”

El director del Metrobús, Roberto Capuano, asegura que hay un compromiso para dar seguimiento a la atención médica de Braulio, quien al estar en el hospital se enfrenta también al problema de la falta de intérpretes de LSM en los servicios de Salud pública, lo que es fundamental para tener acceso a la información sobre la atención que va a recibir, si será operado o no.

En la imagen se observa el torso de Braulio con el brazo derecho inmovilizado. Foto tomada de @CoPeSoR

El Sistema Metrobús emitió un comunicado (difundido en formato de imagen, únicamente) en el que condena la actuación del policía, asegura que ya se inició una investigación en la Dirección General de Asuntos Internos de la SSC y se anuncia el compromiso de que se van a “reforzar” los protocolos de atención a usuarios con discapacidad, según esto, con el apoyo del Instituto de las Personas con Discapacidad (INDISCAPACIDAD) y del Consejo para Prevenir la Discriminación (COPRED). El servicio de intérpretes para ciudadanos sordos debiera ser parte esencial de un protocolo como el que anuncian.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.