Cultura de la inclusión

Oración

En su silla de ruedas, un hombre de alrededor de 30 años fumaba frente a un supermercado, al verlo, una señora regordeta, bien vestida y con algunas cadenas colgando de su cuello y anillos en sus dedos, haciendo ruido con sus tacones altos, se aproximó y le dijo: “oraré por usted”.